Menchaca de la BodegaDº Antonio Menchaca de la Bodega nació en Bilbao el 29 de Abril de 1.882, hijo de doña Rosario y don Antonio. Por parte materna perteneció a la familia Bodega-Quadra y por lo tanto era descendiente del oficial de la Marína don Juan Francísco de la Bodega y Quadra, descubridor de la costa N.W. americana, cuyo recuerdo está muy presente en Columbia, Victoria y Vancouver, ciudades de la Columbia británica de Canadá.

Se graduó como abogado por la Universidad de Deusto, especializándose en el ramo marítimo, para lo que empezó trabajando para la empresa británica Harris & Dixon, cuyas oficinas estaban en el 21 Grace Church street de la City de Londres. Como fruto de esta preparación se convirtió en naviero antes de la 1ª Guerra Mundial, teniendo en propiedad un moto-velero de carga y un vapor  llamado “Anita”.

En 1.918 se casa con doña Concepción Careaga y Basabe, hija del Embajador don Pedro de Careaga y de la Quintana, quien sería honrado con el título de Conde del Cadagua. De este matrimonio tuvo un hijo; don Antonio Menchaca Careaga, nacido en Las Arenas en 1.921.

Ese mismo año compró dos vapores más; el “Nervión” y el “Onsala”, que transportaron carbón para la Fábrica de Briquetas de Zorroza, que instaló en sociedad con los Sres. de Aznar, junto al muelle de la ría bilbaína. Para este mismo fin compró un nuevo vapor que lo llamó “Briquetas de Zorroza”.

Posteriormente fue armador del “Banana”, “Cresalubi” y  “Cristina Rueda” dedicados los tres al cabotaje, además del “Antón”, “Cilurnum” y “Uribitarte”, siendo estos sus últimos barcos.

Durante la 2ª República, fue nombrado Cónsul Honorario del Perú en Bilbao, como cabecera de la zona norte de España, cargo que desempeñó hasta su fallecimiento, el 11 de junio de 1.968, mereciendo por ello diversas condecoraciones.

Transmitió la titularidad de la casa de su propiedad construida en el término municipal de Leioa llamada “La Boronita”, a la Institución Religiosa “Opus Dei” para dedicarla a colegio, (hoy Gaztelueta). También donó una de las casas de la familia en Plencia para labores sociales de la parroquia.

Esta dimensión social y filantrópica la tendría toda su vida, prueba de ello, fue la construcción en 1.955 de un grupo de viviendas sociales en Leioa, cuya dirección de obra fue encargada a don Eugenio Mª de Aguinaga.

También donó a Auxilio Social, entidad oficial Benéfico-Social de entonces, la finca denominada Balneario de la Muera de Arbieto, en la ciudad de Orduña, para destinarla a la atención de niños pre-tuberculosos, que en aquella época constituían un grave problema social y sanitario en la provincia. El Balneario de la Muera estaba compuesto por terrenos con sus fuentes y manantiales, así como un hotel, una capilla, una casa chalet y un caserío.

En enero de 1.944, adquirió una instalación de rayos X que dona al Sanatorio de Górliz.

En el año 1.950, colaboró con una importante donación económica a la construcción de viviendas para el Centro Obrero de San José de Uretamendi, donde la gente vivía en chabolas.

Entre otras distinciones, el 4 de febrero de 1.943, el Consulado de EE.UU. en Bilbao le homenajeó por el salvamento de catorce náufragos del buque “Alaskan” por la tripulación del “Cilurnum”, del que era armador.